Estás en:

Anna Montero

Han dicho...

La poesía de Anna Montero es una poesía que indaga en el silencio, que nos muestra la imposibilidad de captar el momento más allá de la propia experiencia verbal, que es el propio poema. Una poesía que con pocos elementos es capaz de sugerir lo máximo, porque en el silencio intuimos la presencia de las voces perdidas, porque en la ausencia entendemos la futilidad de aquello que teníamos, y comprendemos a la vez que todo lo que tenemos ocupa un vacío. En sus versos hallamos metáforas turbadoras que nos obligan a concebir lo cotidiano de una nueva forma, dentro de la mejor tradición simbolista y de la "poésie pure": la luz calla y respira, y los pequeños fragmentos de realidad que recoge la poetisa apelan a la "ténébreuse et profonde unité" que invocaba Baudelaire .

La poesía de Anna Montero no refleja nunca la acción desatada del temporal. Sus poemas son la asunción sosegada de la voracidad de un elemento común tanto a los desperdicios que reposan en las playas como a las palabras con las que la poetisa intenta aferrarse a la quietud: el paso implacable del tiempo. Reconozco que a mí me habría gustado encontrar más momentos de expansión en este sentido, alguna grieta por donde la convulsión interior emergiera sin tantos diques de contención, desnuda de la simbología sobre la cual la poetisa ha ido construyendo su obra, de ese código que, pese a que por una parte le confiere una voz propia -que en buena medida se caracteriza porque busca el cincel depurador del silencio-, por la otra es una mordaza que sólo deja intuir su fondo efervescente. Lo mismo que la calma en el mar, que, en unos días, se encargará de devolverlo todo a su lugar. Y hablo de convulsión interior porque los indicios están, por ejemplo -y como tema primordial-, en ese paso del tiempo que a lo largo de Serenitat de cercles [Serenidad de círculos] va dejando sus rastros. Unos rastros, eso sí, fosilizados, donde ya se ha detenido la contemplación, la reflexión, y donde ese proceso de erosión que pule las formas ha hecho su trabajo, hasta llegar al reconocimiento tácito de formar parte de las horas que no cesan.

Ir más allá de la mera apariencia o superficie de las cosas es un propósito cardinal a lo largo del libro, una de las claves que la autora tiene que desentrañar en su periplo interior: "saber el agua próxima bajo la roca, sentir la presencia de la savia en el corazón del árbol". Es decir, ensanchar la captación del mundo desde un nivel de introspección que nos llevaría a emparentar la poesía de Anna Montero, y su manera de concebir la escritura, y quizás también la vida, con doctrinas orientales más o menos próximas a la actitud Zen. [Montero tiene la] intención de recomponer el mundo desde la conciencia de una doble realidad: una, la que emerge a los sentidos externos, la cima de la montaña, el horizonte inmóvil del mar; la otra, la subyacente, los ríos subterráneos, el roce silencioso de las conchas en el fondo del océano.

La apropiación del pasado es otro de esos puntos cenitales donde el propósito de introspección aporta lucidez, más allá de una superficie turbia (día a día / en el espejo se escurre / una raíz más honda que el tiempo, / un secreto de agua furtiva / que la oscuridad escondía"), y esta lucidez ha de venir, precisamente, motivada por la liberación respecto de las convenciones temporales, para llegar al centro exacto del círculo, al punto cero, a la conexión umbilical al final de la cual se inicia una vida.

Maria Josep Escrivà, "Tot és on ha de ser", Caràcters, segunda época, nº. 30 (enero 2005)

Hay, en la poesía de Anna Montero, una vitalidad primera, primigenia, esencial, táctil, "terrosa", en el sentido positivo del término, que la emparenta con la manera de hacer -i de dir- de Miquel Gil. Es esta esencia, precisamente, la que captamos en los versos del poema "S'amaga", y que tan felizmente percibimos también en la voz del cantautor. Una esencia que se hace presente como un rasgo distintivo que suministra singularidad y "personalidad" poética a la apuesta literaria de Anna Montero: que se repite como un artefacto que es "marca de la casa", como un síndrome de belleza en cada uno de sus poemas. Sigue leyendo...

Palabras clave de esta autora

Si quieres citar esta página...

Actualidad literaria sobre Anna Montero en LletrA, literatura catalana en internet (Universitat Oberta de Catalunya)

<http://lletra.uoc.edu/es/autora/anna-montero>

 
   
argus, els millors continguts literaris a internet
Viquilletra