Estás en:

Han dicho...

Barcelona, 1924. Filósofo y poeta



Junto con Jordi Sarsanedas, Josep Palau y Joan Perucho, Ramon Xirau (Barcelona, 1924) forma parte de lo que podríamos llamar la franja noble de los autores vivos de la poesía catalana actual. Todos ellos nos relacionan como lectores con la tradición de la poesía catalana del siglo XX y, por tanto, todos ellos hacen patente que este es un siglo de oro de la poesía catalana. La diferencia es que, si bien podemos disfrutar de la presencia pública de los primeros, más difícil resulta por razones obvias el contacto directo con Xirau. Por ello, la celebración en el Palau de la Generalitat de un homenaje al poeta con motivo de su setenta y cinco aniversario –y, cabe decir, tras cincuenta años de dedicación lírica– adquiere una importancia especial. Se trata de volver a ganar en el tiempo la presencia que nos niega la distancia física, como si de repente hubiéramos trasladado la Plaça de Sant Jaume al barrio de San Ángel de la ciudad de México DF para afianzar la admiración y el afecto que sentimos por la humanidad y el talento del maestro Xirau.

[...] La ironía, la mitología clásica, la pintura o la música recorren los motivos de muchos de sus poemas, siempre vertebrados, sin embargo, en torno a una poética del espacio. En Graons (1979) –otro gran libro–, la iluminación del inmenso expresado en la poesía de Ungaretti conduce al claroscuro del universo comparado con un ajedrez de estrellas donde lo cósmico y lo humano, la arquitectura celeste y los edificios de la humanidad, la soledad y la alteridad se expresan con un estilo definitivo. Y es así como la obra de Ramon Xirau, el poeta de México, nos regala la expresión del mundo desde el amor al mundo.


El primer libro de Ramon Xirau, 10 poemes, fue editado en México en 1951. Cinco años después, Xirau publicó L'espill soterrat [...]. L'espill soterrat es el recuerdo de la patria en el exilio [...]. La antigua patria es el espejo enterrado donde todavía se reflejan los recuerdos tan vivos, como una presencia que es constante, cósmica, y que será el núcleo central, aglutinador de la añoranza, de la esperanza, del amor. La atlántica distancia del exilio no deja en la lejanía del olvido el viejo mar Mediterráneo, que se volverá presencia pura. Como Ulises, como Moisés, como el mismo Adán, el éxodo de Ramon Xirau será un reencuentro consigo mismo, porque él se ha llevado en su interior la vieja tierra, el viejo mar, que son "musgos vivos que crecen en la fauna de mi sueño". Las playas serán llegada y partida. Las playas son crecimiento. Los recuerdos son agua viva. En el mar confluyen todos los caminos. Las playas son un símbolo básico de la poesía de Xirau. Son la gran presencia donde los silencios y la soledad reflejan el eco de las multitudinarias y rumorosas olas de mar.

Hay hombres que son árboles, otros son montañas, o ríos. Ramon Xirau, lo ha dicho en más de una ocasión, es un hombre-puente. Su persona y su obra unen vertientes diferentes, comunican tierras separadas. Catalán de México, en él confluyen el Altiplano y el Mediterráneo, dos civilizaciones y dos lenguas: filósofo y poeta, su obra, en los momentos más plenos y mejores, es la conjunción del entendimiento y la sensibilidad. La historia de Occidente es la historia de la discordia entre la poesía y la filosofía, entre la razón y la imaginación; desde el origen, sin embargo, en momentos raros y aislados, el pensar vuelve a ser lo que fue en el origen: idea y visión, canto y reflexión. Graons es, en nuestro tiempo y en nuestras letras, uno de esos momentos. Sigue leyendo...

Palabras clave de este autor

Si quieres citar esta página...

Actualidad literaria sobre Ramon Xirau en LletrA, el espacio virtual de literatura catalana de la Universitat Oberta de Cataluña

<http://lletra.uoc.edu/es/autor/ramon-xirau>

 
   

multimedia sobre el autor

más

       
       
argus, els millors continguts literaris a internet
Viquilletra