Estás en:

Ponç Pons

Han dicho...

Alaior, 1956. Poeta, narrador, crítico literario y traductor

Pons vive la literatura como una pasión obsesiva, lúcida y devoradora. Define su poesía como clásica en el ritmo, moderna en la expresión y contundente en el contenido. Es decir, primero Ponç Pons suele escribir poemas siguiendo una métrica, un ritmo que al ser leídos armonizan bien en el oído. En segundo lugar utiliza una lengua literaria que, a pesar de seguir el registro culto adecuado, refleja el habla menorquina actual. Y para finalizar, no concibe la poesía como un simple juego retórico o formal, sino que el poema siempre debe decir alguna cosa, y que aquello que se quiere comunicar ha de hacerse con fuerza.

[...] Por una parte, las fuentes variadas y heterogéneas de la inspiración -o del "pretexto" (pre-texto), como se proponem llamarlo más acertadamente- y, por otra, la aplicación de esa variedad en recetas estilísticas igualmente diversas. En efecto, casi no hay un solo poema en que no podamos ver la tradición de la que Ponç Pons se reclama: Vladimir Holan, Franz Kafka, Graciliano Ramos, Montale, Pessoa, T.S. Eliot, Walter Benjamin, W.C. Williams, Nerval, Marcel Proust, Wittgenstein, Matsuo Basho, Seamus Heaney, Ramon Llull ...; una tradición que es la del digest de Ezra Pound puesto al día gracias a la cultura y a las lecturas de un hombre contemporáneo. Contemporáneo porque el poeta escribe para sus iguales, para ese anónimo público que representa, sobre todo, él mismo. Y esta suma de entelequias lectoras individuales hace, justamente, que el mundo moderno sea tal como él lo entiende: una babel de intereses múltiples y dispares ante el hecho de la cultura, y un global village de afinidades humanas, un mosaico que, cuanto más crece y mayor es, y cuanto más pequeñas e insignificantes son las piezas que lo integran, más homogéneo es desde una perspectiva suficientemente lejana. (...) Esta gran antología de la literatura que Ponç Pons nos propone tiene, también como era de esperar, todas las formas posibles: la exposición narrativa de un cuento centroeuropeo ambientado en Menorca ("Milésima"); la delicada acuarela oriental ("Les petjades escrites"); la enumeración mayosesentaiochera ("Divagavari");el diálogo en cuartetos rimados dedicado a "Bernat Huguet, poeta menorquí del segle XVIII..." ; los epigramas ("De Gravitate Mundi") ... He aquí, por tanto, una recopilación que alcanza su tono y color, su gama precisa, gracias a la variedad de voces que han quedado aunadas. La suma de los adoquines ha hecho posible la existencia de un camino para llegar hasta aquí -hasta donde acaba el sendero. [...]

Francesc Parcerisas, prólogo a Ponç Pons, On s'acaba el sender (Barcelona, Edicions 62, 1995)

[...] En el caso de Ponç Pons, un escritor abierto a la trascendencia, con una obra de un perceptible contenido espiritual, se produce una fructífera combinación de un conocimiento vastísimo del mundo cultural que caracteriza la modernidad europea y la identificación plena con el territorio de su isla. En su obra encontramos la presencia familiar de Gauguin o de Van Gogh, y la de Eliot, Pound, Rilke, Pessoa, Montale y tantos otros. Ponç Pons, aunque elude la calificación de erudito y se reconoce, más bien, como hombre de letras, habita de una manera apasionada un rico mundo literario que recorre sus libros y que los dota de numerosos referentes. Ahora bien, la obra de Ponç Pons no es un simple inventario, un cajón donde el tiempo y las inquietudes literarias han ido guardando los libros leídos. Ponç Pons es un autor imaginativo y de una gran potencia creativa, que está construyendo con acierto una intensa y diáfana voz personal.

[...] Encontramos estos versos: "Tengo los ojos tan gastados de vivir en las hojas de otros / tengo el corazón tan cansado de vivir vidas de otros, / que ahora cojo mi boli y pruebo a escribir unos versos / que salven este día a punto ya de expirar". En una ocasión Ponç Pons dijo: "escribo para mí o para un lector invisible que tiene las facciones mezcladas de todos los autores que amo". Esta reflexión me lleva a recordar unas palabras de Blai Bonet en el prólogo de su libro Cant de l'arc (1979): "si tuviera que escribir un libro que fuera la descripción y la expresión del ser humano instalado en mí, el título posiblemente sería: La Casa en obres (...) Yo me dejo hacer. Dejo que me hagan. Me alegra ver y oír que me instruyen (...). Dejarse construir; he ahí lo que es la trascendencia". Sigue leyendo...

Si quieres citar esta página...

Actualidad literaria sobre Ponç Pons en LletrA, literatura catalana en internet (Universitat Oberta de Catalunya)

<http://lletra.uoc.edu/es/autor/ponc-pons>

 
   
       
argus, els millors continguts literaris a internet
Viquilletra