Estás en:

Miquel de Palol

Han dicho...

Barcelona, 1953. Poeta y narrador



¿Podríamos distinguir entre prosa y poesía en Palol? Sí podríamos en un sentido descriptivo, pero no tanto si observamos dos aspectos fundamentales de su mundo literario. En primer lugar, El sol i la mort [El sol y la muerte] plantea formalmente la investigación de una poética que me atrevería a llamar del sintagma. Quiero decir que la preocupación de la construcción del verso no se centra tanto en la distribución silábica como en la disposición de los sintagmas de las frases. De esta manera, Palol compone periodos largos que a menudo acaban colocando las oraciones en el límite de su sentido como estructura o, en otras ocasiones, se diluyen ante lo infinito del significado, como si se hubieran asomado a un abismo misterioso y profundo.

La operación es inteligente porque busca nuevas vías expresivas a partir de la tradición de la poesía, es decir, busca una armonía silábica que hay que construir. Palol traslada el concepto clásico de "pauta" en el espacio silábico al de "tiempo silábico" y, por esta razón, el sintagma cobra un papel fundamental. [...] El resultado es un verso con tendencia a la amplitud y al encabalgamiento. El poeta ha experimentado esta prolongada extensión sintáctica en sus grandes proyectos narrativos de los últimos años. De esta manera, podemos concluir que su paso por la prosa ha sido fundamental para adquirir una práctica en la dirección que apuntamos. La distinción entre prosa y poesía desaparece, pues, y el concepto de ritmo en la prosa y ritmo en el verso tiene un denominador común: el juego sintagmático.

En segundo lugar, y desde un punto de vista temático, también encontramos varias implicaciones entre la experiencia narrativa de este periodo y los nuevos poemarios. En El sol i la mort, la visión del mundo que se presenta se complementa en muchos aspectos con El jardí dels set crepuscles [El jardín de los siete crepúsculos] e Igur Neblí [Igur Neblí]. Y es que en cierta medida uno de los méritos de Palol es el de haber comprendido vital, intelectual y creativamente la posmodernidad. [...]



El libro (Les concessions [Las concesiones]), el más negro de Palol, comparable en su trayectoria con la novela de Baltasar Porcel Lola i els peixos morts por lo que ésta también tiene de visión abatida y claustrofóbica del individuo, significa un giro en su carrera literaria. Si antes estábamos ante una poética compleja, en diversos escenarios, con juego, filosofía, esoterismo, erudición, política o sexo, ahora nos encontramos con una narrativa de la cotidianidad, situada en el barrio de Gràcia. Y no se engañe el ingenuo lector por la contracubierta: el autor no hace un retrato ni bondadoso ni satisfecho del hombre. Con respecto al formato, si antes primaba la esencia de un escritor proteico, ahora tiende a la síntesis. [...]

La novela, eminentemente dialogada, y muy bien dialogada, no pertenece a la "línea clara" de la literatura catalana. [...] Palol, aun ahora, se embriaga con los procedimientos de su poderosísimo vigor narrativo.


Desde cierto escepticismo vital, el autor a veces se expresa [en Els proverbis (Los proverbios)] desde los márgenes de la paradoja, lleva al límite un cultivado cinismo que pretende alejar al lector de todo conformismo sobre las verdades o tópicos reconocidos. Estos proverbios oscilan entre el aforismo y el pensamiento, en el sentido leopardiano del término y de la tradición francesa, para reunir ideas sobre la moral, la política y el arte en un maridaje de herencia preferentemente romántica. Sigue leyendo...

Palabras clave de este autor

Si quieres citar esta página...

Actualidad literaria sobre Miquel de Palol en LletrA, literatura catalana en internet (Universitat Oberta de Catalunya)

<http://lletra.uoc.edu/es/autor/miquel-de-palol>

 
   

También te interesará

       
argus, els millors continguts literaris a internet
Viquilletra