Estás en:

Manuel de Pedrolo

Manuel de Pedrolo

Xavier García

Manuel de Pedrolo (1918 1990), uno de los novelistas más prolíficos de la literatura catalana del siglo XX, fue uno de los escritores más leídos de la posguerra. Novelista, dramaturgo, ensayista, poeta y traductor, su obra abarca casi todos los géneros literarios. Su novela más destacada es Mecanoscrit del segon origen, una historia de ciencia-ficción que fue un éxito de ventas.

Manuel de Pedrolo (l'Aranyó, 1918-Barcelona, 1990) fue un clandestino en una sociedad secuestrada. Hijo de una antigua estirpe nobiliaria, nació dentro de los muros de un castillo de la inhóspita comarca de la Segarra, propiedad de la familia paterna. Fue un adolescente solitario lleno de expectativas durante la República en una pequeña capital, y un joven soldado que hizo la guerra en el bando de los vencidos. Un escritor de posiciones insobornables a lo largo de la dictadura franquista y un intelectual aislado en una democracia avara que, para nuestro autor, desdibujó claramente las libertades colectivas. El silencio de la crítica en torno a su obra hizo que en los últimos años de su vida el escritor alimentara la idea del fracaso. A su entierro asistió su mujer, su hija y un buen amigo que llegó tarde.

Sin embargo, fue uno de los escritores más leídos de la posguerra y nos ha legado una obra poética considerable; unos centenares de artículos periodísticos con su respetable número de entusiastas; unas cuantas piezas teatrales primordiales; la novelística de más calado de nuestra literatura, con su correspondiente legión de lectores, y todavía mas, un radical concepto de la creatividad y una imagen de autor que compromete su ser en cada línea. Presumía el fracaso de antemano. Entregado de pleno a un universo-literatura de rebelde coherencia interna, Pedrolo no sólo es un capítulo estelar de la literatura catalana contemporánea: es una aportación rotunda a la historia de nuestra cultura.

Una totalidad creativa

Los únicos límites entre Pedrolo y su obra los impuso la imaginación. Ni la más estricta censura política o moral se interpuso en su proyecto literario, como lo muestra el desfase cronológico, provocado por aquella institución, que hay entre la fecha de redacción y la publicación de muchas de sus obras. Como Un amor fora ciutat [Un amor extramuros], novela de temática homosexual desde la perspectiva del psicoanálisis, que, escrita en 1959, no se pudo publicar hasta 1970, y aun entonces sufrió un proceso judicial por escándalo público. Pero Pedrolo es autor de una obra más que de obras: una totalidad significativa más allá de escuelas o movimientos estéticos que generó novelas de cariz realista (Estrictament personal, 1954), humorístico (Cops de bec en Pasadena, 1956 [Golpes de pico en Pasadena]), simbolista (Totes les bèsties de càrrega, 1965 [Todas las bestias de carga]), textualista (Text/càncer, 1973), de ciencia-ficción (Mecanoscrit del segon origen, 1973 [Mecanoscrito del segundo origen]), policíaco (Mossegar-se la cua, 1967 [Morderse la cola]), etc., y teatro del absurdo (Homes i no, 1957 [Hombres y no]), poesía de raíz simbolista, visual (Sobres, 1994), etc. Un universo literario autónomo que acoge las obras, unas de más éxito que otras, como una parte del todo de esa trayectoria indeclinable en su exigencia ética.

Pedrolo, pues, transitó todos los géneros. De hecho, empezó, como otros, incluido su admirado W. Faulkner, escribiendo, y publicando, poesía (Ésser en el món, 1949 [Ser en el mundo]), pero no tardó a darse cuenta de que entre su poética y su proyecto existía el abismo del arte por el arte. Una concepción estética que el poeta creía la más válida pero que se encuentra demasiada alejada de la jerarquía de valores del intelectual. Abandonó el cultivo de este género y pasó al ejercicio del cuento y la narración, que también descuidó a partir del 1956, justo cuando ganó el Premio Víctor Català por la recopilación Crèdits humans [Créditos humanos]. Una de estas narraciones, "Diàlegs d'un fugitiu" (Domicili provisional, 1953) es la clave para acceder a su teatro porque se trata de una obra completamente dialogada. Si queréis insertar las acotaciones dramatúrgicas necesarias, os encontraréis delante de una pieza teatral. De hecho, a continuación escribirá su primera obra teatral publicada Els hereus de la cadira (1954) [Los herederos de la silla]. Sigue leyendo...

Si quieres citar esta página...

Actualidad literaria sobre Manuel de Pedrolo en LletrA, literatura catalana en internet (Universitat Oberta de Catalunya)

<http://lletra.uoc.edu/es/autor/manuel-de-pedrolo>

 
   

También te interesará

       
argus, els millors continguts literaris a internet
Viquilletra