Estás en:

Lluís Ferran de Pol

Lluís Ferran de Pol

Ferran de Pol: la escritura y la vida (1911-1995)

Josep-Vicent Garcia i Raffi

El pasado 19 de octubre moría el escritor y abogado Lluís Ferran de Pol. Perdíamos a un excelente narrador y a un soldado de Cataluña, de los territorios de habla catalana. Nació en Arenys de Mar en 1911. Tuvo una formación literaria autodidacta y desde muy joven colaboró en revistas y periódicos locales, labor periodística que ya no abandonaría jamás. Escribe en las revistas de Arenys Oreig (1932) –que dirigía su amigo Josep M. Miquel i Vergés– y Salobre (1935). Sus colaboraciones son reseñas, prosas y alguna que otra traducción. Forma tertulia con el dibujante y bibliófilo Francesc Arnau y el escultor Joan Barrera, quienes le introducen en el mundo del arte, tan útil para su trabajo en México. Su primer cuento publicado será "Els hereus de Xanta” (1934), que gana el premio de narrativa Joan Colom de los X Juegos Florales del Ateneu d’Arenys de Mar, presididos por Joaquim Ruyra y Carles Riba.

Se licencia en derecho, y mientras prepara oposiciones a notaría, estalla la guerra de 1936. Trabaja como instructor de las milicias populares y es destinado al frente de Aragón como componente del cuerpo del ejército central. Ya no dejará de combatir en varios frentes, incluida la Batalla del Ebro, donde resulta herido. Entretanto, y no olvidando nunca la literatura, la narración Tríptic (el sàtir-el frare-la donzella) obtiene el premio Narcís Oller de la Generalitat de Cataluña al mejor cuento escrito en catalán de 1937. No fue publicado, como otras muestras tempranas de su prosa, hasta 1964. En él se entreven ya las bases estilísticas del buen narrador en el que más adelante se convertiría y el uso del mito. En 1938 se publica su traducción de L’olla d’or, de E.T.A. Hoffmann i recoge notas para un estudio sobre literatura caballeresca catalana. Fue desde joven un lector apasionado por los clásicos catalanes, que admiraba profundamente y que, junto con la Biblia, releía.

La etapa mexicana
Finalizada la guerra, es internado seis meses en el campo de concentración de Sant Cebrià de Rosselló. Gracias a las gestiones del Comité Británico para los refugiados de España se exilia a México, donde residirá durante diez años. Solo llegar, gracias al espíritu generoso que tuvo el gobierno de Lázaro Cárdenas, colaboró con el periódico El Nacional, donde publicó durante los años 1939-1940 algunos artículos sobre el final de la guerra y la estancia en el campo de concentración. Trabajó como periodista durante ocho años escribiendo sobre literatura, arte –dirige una página monográfica– y cultura con una periodicidad semanal. Especialmente interesante resulta la lectura de los artículos y reseñas sobre las culturas pre-colombinas que tanto influyeron en su obra. Estas colaboraciones en El Nacional conformaron su estilo expositivo. Son artículos informativos y didácticos por su claridad y ayudan al proceso de transformación cultural que vive el México de la década de los cuarenta. Para Ferran de Pol el periodismo –lo dijo en más de una ocasión– fue una escuela permanente de escritura –aunque fuera en castellano.

Paralelamente a su trabajo como periodista y estudiante de Filosofía y Letras, Ferran de Pol será uno de los fundadores de dos revistas catalano-americanas: Full Català y Quaderns de l’Exili. La primera nace en 1941 bajo la dirección de Josep Carner. Tiene contenidos fundamentalmente culturales que, a partir de la incorporación de Joan Sales, se transformarán hacia reflexión política y nacional. Las diferencias ideológicas y personales acabaron con la publicación al año siguiente. Había, pero, la semilla de una nueva publicación: Quaderns de l’Exili (1943-1947). Esta revista de grupo, fundada con Joan Sales, se convertiría pronto en una de las revistas más activas e importantes. En ella se defensa, en un programa de seis puntos, la unidad nacional de los territorios de habla catalana; la posible intervención de una unidad combatente catalana en la II Guerra Mundial contra los fascismos europeos y la consideración del Nacionalismo como un sentimiento de igualdad de todos los compatriotas. La revista supuso una nueva reflexión –quizás la más innovadora del exilio– sobre "el Desastre Nacional de 1939”, el papel de los intelectuales y de la cultura catalana. Esta revista, o, mejor, las reflexiones del grupo, marcaran profundamente el pensamiento de Ferran de Pol, al que se mantendrá fiel a lo largo de los años.
Sigue leyendo...

Si quieres citar esta página...

Actualidad literaria sobre Lluís Ferran de Pol en LletrA, literatura catalana en internet (Universitat Oberta de Catalunya)

<http://lletra.uoc.edu/es/autor/lluis-ferran-de-pol>

 
   

multimedia sobre el autor

más

       

También te interesará

       
argus, els millors continguts literaris a internet
Viquilletra
Mestresclass
>>
>>