Estás en:

Llorenç Villalonga

Llorenç Villalonga

Jaume Pomar

Llorenç Villalonga fue un polifacético hombre de letras. Como psiquiatra, profesión que practicó toda su vida en su isla natal, capturó los caprichos, los momentos y las motivaciones del alma humana de un modo singular. Bearn o La sala de las muñecas es sin ninguna duda una de las grandes novelas de la literatura catalana del siglo XX. Esencialmente constituye una reflexión sobre el paso del tiempo y sus efectos en las personas (un mito de Fausto aplicado a un noble mallorquín) y en la sociedad (la decadencia de la pequeña nobleza rural).

La vida y la obra del polémico escritor mallorquín Llorenç Villalonga Pones (Palma 1897-1980) muestran tres etapas bastante diferenciadas, y a menudo contradictorias, que merecen considerarse por separado. De hecho, él fue la suma de su trayectoria y el resultado es bien visible: quince novelas, cinco libros de relatos, cinco volúmenes de teatro y más de mil quinientos artículos de prensa. Repartida en medio siglo de vida activa (1924-1975), esta tarea, vista en perspectiva, tiene algo de protéica, se mueve a impulsos de una evolución constante. O mejor dicho, haciendo un esfuerzo de aproximación a su Weltanschauung, se podría hablar de tres ciclos diferenciados a la manera de tres círculos concéntricos -tres peces que se muerden la cola-, atravesados por un eje común: la propia existencia, solicitada por fuerzas diversas a lo largo de los años.

Villalonga escogió la carrera de medicina, en abierta oposición a su padre, Miquel Villalonga Muntaner, militar de profesión que llegó a general. Después de rechazar un destino eclesiástico y otro como abogado, Llorenç se inclinó por la medicina, profesión arraigada en la familia de la madre, Joana Pones Marqués, natural de Mahón.

El escritor empezó a colaborar en El Día de Palma cuando estudiaba en la Universidad de Zaragoza, donde acabó la carrera en 1926, después de haber pasado por las facultades de medicina de Murcia (1919), Barcelona (1920-23) y Madrid (1923-24). Esta tarea periodística abre su primera etapa literaria (1924-1939). Empieza con un talante esnob, inquieto, curioso, atraído por todas las novedades y las facetas vanguardistas. Se ha formado en la lectura de Anatole France, Voltaire, Freud, Ortega y Gasset, y algunos escritores de la Generación del 98. Un poco más tarde, en 1925 dice Damià Ferrà-Ponç, descubrirá la obra de Marcel Proust, tan decisiva al hablar de las influencias en la narrativa de Villalonga. Durante esta primera época realizó una importante producción cuentística -más tarde recogida, reescrita y traducida al catalán- y también un gran número de comentarios literarios, artísticos y culturales. Éste fue su mejor momento, no superado en el futuro, en el campo periodístico. Pero fue mucho más importante su irrupción de caballo siciliano como novelista con Mort de dama [Muerte de una dama] (1931) en catalán y prologada por Gabriel Alomar Villalonga, hecho que lo enemistó para siempre con el mundo de los regionalistas y sobre todo con los autores de la Escuela Mallorquina. Por entonces asumió la dirección literaria del magazine Brisas (1934-36), donde publicó cinco relatos cortos, la pieza teatral Silvia Ocampo y el comienzo de Madame Dillon, novela que se publicó completa en 1937. La novela y el drama, junto con la tragedia Fedra (1932), muestran el impacto que le produjo la relación sentimental con la poetisa cubana Emilia Bernal. Estas tres obras, que Jaume Vidal Alcover llamaba el "ciclo de Fedra", escritas en castellano inicialmente, más tarde sometidas a profundas metamorfosis, fueron trasvasadas por el autor al catalán. Constituyen un documento bastante veraz del turismo de preguerra en Mallorca y de la transformación que este turismo imprimió a las formas de vida tradicionales de la sociedad de la isla. Sigue leyendo...

Si quieres citar esta página...

Actualidad literaria sobre Llorenc Villalonga en LletrA, literatura catalana en internet (Universitat Oberta de Catalunya)

<http://lletra.uoc.edu/es/autor/llorenc-villalonga>

 
   
       
argus, els millors continguts literaris a internet
Viquilletra
Mestresclass
>>
>>