Estás en:

Quién soy y por qué escribo

Con (1948) Jordi Sarsanedas inicia una obra que representa un momento importante en la recuperación de la cultura catalana después de la Guerra Civil. Su obra oscila entre la cotidianidad y la iluminación más o menos onírica, y en sus primeros versos se nota la influencia del poeta vanguardista Joan Salvat-Papasseit (1894-1924). A pesar de las reflexiones morales que impregnan su poesía, desde el primer momento es un autor que se aleja del realismo social de la posguerra. El corpus central de su obra poética está recogido en , galardonado en 1990 con el premio de la Crítica Serra d'Or. Cuatro poemarios recientes, publicados entre 1999 y 2005, confirman la plena vitalidad de un poeta que, a menudo, ha vivido a la sombra de su importante labor como narrador.

Un buen día de 1947 me encontré escribiendo. Naturalmente, ya hacía muchos años que había aprendido las primeras letras, por los caminos trazados por Maria Montessori, por si hace falta la precisión. Pero aquel día que digo, yo, con más alegre naturalidad y entusiasmo que ambición declarada, entré en el juego de la vida literaria, pero viviéndolo como algo radicalmente serio.

Los poemas que entonces escribí y que más adelante publicaría en mi primer libro, A trenc de sorra [A ras de arena], estuvieron expuestos, manuscritos con tinta china en hojas de papel de dibujo, en la galería Pictòria, junto con obras -pinturas, esculturas- de los compañeros con los que formamos y presentamos de esta forma el Grupo de los Ocho. A la policía no le gustó nada, porque en aquel tiempo no les gustaba que la gente formara grupos. Creo oportuno mencionarlo aquí: siempre me he sentido cerca de las artes plásticas, y no únicamente porque me hubiera familiarizado mi padre con ellas, pues fue uno de los introductores en Cataluña del arte del urushi, la laca japonesa, ni porque mi mujer, Núria Picas, sea pintora.

Que a los veintiún años yo me encontrara escribiendo no tuvo nada de sorprendente. Estaba preparado. Había tenido la suerte de ir a un colegio que nos ponía en las manos los libros de la Protectora y donde el clima permitía que las lecturas fueran hechas de buena fe, y también la suerte de que en casa hubiera libros: la colección Bernat Metge, Nuestros Clásicos, los volúmenes de la Biblioteca Literària,, de la Biblioteca Catalana, los libros naranja de la editorial Proa ... Y poesía: un poco de Carner, Sagarra, Salvat-Papasseit, Verdaguer ... Leí mucho, tumultuosamente, de todo, mezclando títulos de la manera más injustificable -Julio Verne y Dostoievski, Folch y Torres y Aldous Huxley-, pero quiero creer que alcanzando en cada lectura cierto grado de aprovechamiento, mayor o menor, aunque fuese bajísimo. Y cuando el exilio me hizo conocer la enseñanza francesa, las "explicaciones de textos" hicieron que tenga que agradecer a un par o tres de buenos profesores las lecturas de Villon, Ronsard, Baudelaire, Apollinaire, Gérard de Nerval... Es de suponer que, en algún momento o en varios de mi educación, en Cataluña o en Francia, yo debí de sentir el aguijón que refleja la frase Anch'io son pittore. Por otra parte, es bastante obvio que los encargos de redacción escolar -narración, dissertation- aceptados con buena fe, constituyeron un elemento de aprendizaje no del todo desdeñable.

Así pues, me encontré escribiendo. De aquellos primeros poemas -de manera muy natural, muy suave, si me puedo fiar del recuerdo que tengo de cómo lo viví, sin notar ningún cambio en la actitud de escribir- vinieron unos textos, unos relatos que bauticé como Mites [Mitos]. La elección de este nombre, me pareció que la justificaba poniendo en la solapa del volumen de la primera edición -que me tocó redactar- un par de frases que había encontrado en un artículo de Partisan Review, cuando muchos de aquellos textos ya estaban escritos: "El mito es principalmente aquel tipo de literatura en que los personajes y los hechos tienen a su alrededor un aura de rara y prodigiosa significación". "Están a medio camino entre el sueño y la literatura no mítica". De hecho, por exigencia de los editores, el volumen se completaba con narraciones de un tipo bien diferente, lo que me valió que un crítico me calificara de "escritor bicéfalo". Sigue leyendo...

Palabras clave de este autor

Si quieres citar esta página...

Actualidad literaria sobre Jordi Sarsanedas en LletrA, literatura catalana en internet (Universitat Oberta de Catalunya)

<http://lletra.uoc.edu/es/autor/jordi-sarsanedas>

 
   
       
argus, els millors continguts literaris a internet
Viquilletra