Estás en:

Jordi Puntí o el atrevimiento

Jordi Galves

Jordi Puntí es licenciado en Filología Románica por la Universidad de Barcelona. Ha traducido, entre otros, a Paul Auster, a Amélie Nothomb y a Daniel Pennac. Actualmente, es editor del suplemento literario del periódico. Puntí ha cosechado el reconocimiento del público y de la crítica y se le considera una de las promesas de la nueva narrativa catalana. Su obra ha sido íntegramente traducida al castellano y, parcialmente, al sueco, al inglés y al alemán.

El principal rasgo del carácter de Jordi Puntí (Manlleu, 1967) es su espíritu inquieto. Esa inquietud lo ha abocado, desde muy joven, a un vivo trasiego intelectual que le ha permitido convertirse no sólo en uno de los principales jóvenes narradores de la literatura catalana con futuro, también en un destacado protagonista de la vida cultural de nuestro país, en ámbitos diversos y de notable y amplia trascendencia pública. Licenciado en Filología Románica en 1991, ha trabajado para las principales editoriales barcelonesas (Edicions 62, Cuaderns Crema o Columna), ha codirigido la colección de lírica medieval "La flor inversa" junto con los profesores Jordi Cerdà i Eduard Vilella y ha firmado numerosas traducciones literarias, entre las que destacan textos de Daniel Pennac, Amélie Nothomb, Paul Auster e incluso del popular cómic Astérix. Actualmente Jordi Puntí, que prepara su primera novela, colabora en las páginas de la edición barcelonesa de El País en temas culturales y deportivos (especialmente en fútbol, una de sus grandes pasiones) y en la emisora RAC1. Forma parte del divertido colectivo literario Germans Miranda; con quien ha publicado Aaaaaahhh (1998), El Barça o la vida (1999), Tocats d'amor [Zumbados de amor] (2000), Contes para nenes dolentes, [Cuentos para niñas malas] (2001), La vida sexual dels Germans Miranda [La vida sexual de los hermanos Miranda] (2002) y Adéu, Pujol (2003). Pero, sin duda, lo más destacable de su biografía profesional son sus dos recopilaciones de cuentos, que han disfrutado de una muy destacada aprobación por parte del público y de la crítica. Estos libros son Pell d'armadillo [Piel de armadillo](Proa, 1998), premio Fundació Enciclopèdia Catalana 1995 y premio de la Crítica Serra d'Or y Animals tristos [Animales tristes] (Empúries, 2002), tres de cuyos cuentos han sido llevados al cine en 2006 por Ventura Pons con el título de Animals ferits [Animales heridos]. En todo eso habría que añadir la publicación en 2005 de la narración Set dies al vaixell de l'amor [Siete días en el barco del amor](Mobil Books).

Cabe decir que Jordi Puntí representa, con toda rotundidad, una manera plausible y razonable de entender el cultivo profesional de la literatura catalana a principios del siglo XXI. La que se distancia intencionadamente tanto del vacío trascendentalismo de inspiración romántica a propósito de la literatura como de la conocida instrumentalización política del resistencialismo catalanista. Una literatura que se reivindica desde la práctica y no desde las teorías, desde la normalidad, que muestra su identidad autónoma cuando consigue consolidar el territorio que le es propio y exclusivo, el de las ficciones humanas, convocadas a través del trabajo con el lenguaje común de cada día sin olvidar el de los libros. Un trabajo entendido como un oficio como cualquier otro, de vieja raíz y de infinitas posibilidades, una profesión que reclama, ante todo, dedicación constante y reiteración práctica, y convencer a través de sus resultados. Un oficio que, en este caso, asume y continúa la rica tradición de colaboración literaria en los medios de comunicación de gran impacto popular -la que va de Jacint Verdaguer en Quim Monzó pasando por Josep Pla, por ejemplo-, la que, al mismo tiempo, muestra una concepción plenamente contemporánea de la literatura, abierta más que nunca a la comunicación y al diálogo permanente con las literaturas de otras tradiciones y que acaban confundiéndose con la propia del escritor con naturalidad -la anglosajona más concretamente y en particular. La que sabe establecer vínculos con todo tipo de innovaciones creativas y artísticas, sobre todo del ámbito audiovisual. La que se interesa más allá del culturalismo y del academicismo, porque es a través de la estética -que etimológicamente significa 'temblor'- como se puede conocer la experiencia emotiva del ser humano. Sigue leyendo...

Si quieres citar esta página...

Actualidad literaria sobre Jordi Puntí en LletrA, literatura catalana en internet (Universitat Oberta de Catalunya)

<http://lletra.uoc.edu/es/autor/jordi-punti>

 
   
       
argus, els millors continguts literaris a internet
Viquilletra