Estás en:

Eugeni d'Ors (Xènius)

Eugeni d'Ors

Eugeni d'Ors, "Xènius"

Josep Murgades (Universitat de Barcelona)

Su vida

Formado culturalmente durante el cambio de siglo, Eugeni d'Ors i Rovira (Barcelona, 1881 - Vilanova i la Geltrú, 1954) constituye un caso ejemplar y temprano de profesionalización del intelectual catalán como escritor y como agente cultural.

A partir de1906 publicará de forma cotidiana en La Veu de Catalunya el Glosari, columna de opinión a través de la cual se erige en formulador del novecentismo y en el máximo teórico de esta corriente político-cultural al servicio del reformismo burgués.

Nombrado secretario del Institut d'Estudis Catalans en 1911, en 1915 pasó a ser director de la recién fundada Escuela de Bibliotecarias y, en 1917, se convierte en el máximo responsable de Instrucción Pública de la Mancomunitat de Catalunya. Después de la muerte de Prat de la Riba, su más firme protector y promotor, se produjo un distanciamiento progresivo entre él y el programa de la Lliga Regionalista, que acabará con la defenestración de la que fue víctima en 1920 y que lo llevó a la defección de su país.

Establecido en Madrid, prosiguió en castellano su incesante actividad como publicista y conferenciante. Elegido miembro de la Real Academia Española de la Lengua (1927), el estallido de la Guerra Civil y su adhesión al gobierno faccioso de Burgos le permitieron participar otra vez en tareas de organización cultural, como secretario perpetuo del Instituto de España (1937) y como director general de Bellas Artes (1938).

Después de la contienda bélica, puso en marcha una Academia Breve de Crítica de Arte, verdadero foco de promoción del arte moderno en la capital de España a principios de los años cuarenta. Y a partir de 1946, en un intento de reconciliación con Cataluña, logrará reunir un grupo de admiradores en la también fundada por él Academia del Faro de San Cristóbal, cerca de Vilanova i la Geltrú, donde morirá en 1954.

El Glosari

El Glosari (1906-1921) -continuado como Glosario a lo largo de su etapa en los diarios ABC, primero, y Arriba España durante la Guerra Civil- es su gran obra, verdadera cantera de donde surgen directa o indirectamente todas las otras, tanto las de intención más inequívocamente literaria (La Ben Plantada, 1911 [La Bien Plantada]; Gualba, la de mil veus, 1915 [Gualba, la de mil voces] y Lliçó de tedi en el parc, 1916 [Lección de tedio en el parque]), como las de ambición más ideológica (Filosofia de l'home que treballa i juga, 1914 [La filosofía del hombre que trabaja y juega]; Lletres a Tina, 1914-1915 [Cartas a Tina]; La Vall de Josafat, 1918-1919 [El Valle de Josafat]; y El nou Prometeu encadenat, 1920 [El nuevo Prometeo encadenado]).

Antes de cualquier otra cosa, no obstante, y con independencia de estas series monográficas surgidas al socaire del Glosari, hay que decir que una glosa es un ensayo breve, de extensión casi nunca superior a una página, donde, con un estilo brillante que busca la complicidad del lector, y a partir de las oportunidades que depara la actualidad en cualesquiera de sus manifestaciones, se emiten juicios valorativos o se invita a la reflexión sobre temas o circunstancias de orden diverso, prestando atención tanto a individualidades destacadas por una u otra razón como, sobre todo, a cuestiones relevantes de la vida colectiva en un sentido u otro.

La glosa, según la concibe y la practica Xènius (el pseudónimo con que Ors firmó el Glosari), se convierte así en un género textualmente proteico y de temática versátil, mínima unidad significativa de un amplio y trabado sistema de pensamiento, el orsiano, estructurado en torno a la analogía, convencido como estaba el autor de la primigenia unidad del mundo y del cosmos, y atento a su reconstrucción. Sigue leyendo...

Si quieres citar esta página...

Actualidad literaria sobre Eugeni d'Ors a LletrA, literatura catalana en internet (Universitat Oberta de Catalunya)

<http://lletra.uoc.edu/es/autor/eugeni-dors>

 
   

También te interesará

       
argus, els millors continguts literaris a internet
Viquilletra