Estás en:

David Castillo

El poeta David Castillo

Ferran Aisa

David Castillo es periodista, crítico, novelista y poeta. Desde muy joven ha desarrollado un incansable papel como activista cultural, que lo ha llevado a aglutinar los círculos alternativos y a organizar y dirigir los festivales de poesía y los suplementos culturales de mayor difusión (desde 1989 dirige el suplemento cultural del periódico ). Su producción poética y novelística está caracterizada por la desnudez formal y por una sinceridad sin concesiones, por la huella del rock y por el paisaje de la Barcelona más sórdida.

David Castillo sabe absorber la esencia de la vida y por allí donde pasa recoge el espíritu poético convirtiéndolo en imaginario geográfico: el Carmel, la Rambla, el Barrio Chino, Castelldefels, Montevideo, Nueva York o Manila. Downtown es su último libro, escrito en catalán y castellano, cuyos poemas nacen de sus paseos por la ciudad de los rascacielos, antes y después del once de septiembre.

Downtown (Icaria, 2005) no es un viaje turístico, sino un paseo por la desolación humana que invita al lector a oír los latidos de la vida: en el Nuroyican Poets Cafè, en el Harlem español, en el Bronx, en Times Square. En "Loisaida", el poeta juega con la memoria y la melancolía del tiempo. La segunda parte del libro recoge un canto a los jóvenes presos de Trinidad. Cierra la recopilación, el escrito en castellano, "Montevideo blues", donde reaparece David "Dylan" Castillo y en "Dejemos hablar al viento" interpreta el absurdo camusiano de El malentendido.

David Castillo (Barcelona, 1961), poeta y periodista. Publicó sus primeros textos en 1975, a los catorce años, cuando trabajaba de botones en el Banco Ibérico. En 1976 se afilió a la CNT, era la época de las "barricadas" libertarias, de las fiestas permanentes en la Rambla, de las primeras "manis", del carnaval de Ocaña, del Café de la Ópera, de los striptease de Christa Leem, de los tenderetes de contrapropaganda, de las perfomances contraculturales, de las Jornadas Libertarias y de las fumadas de hachís colectivas. Las publicaciones alternativas aparecían con fuerza: Ajoblanco, Viejo Topo, Alfalfa, Topo Avizor, Star...así como los fanzines Cloaca, Fuera de Banda, Trotón, Tricopo y el cómic El rollo enmascarado. Todo iba acompañado de musica de Bowie, Dylan, Lou Reed ... Era un tiempo de debates continuos e inacabables charlas que emanaban del pensamiento libertario, del situacionismo y del nexialismo. Su participación en la lucha lo llevará a ser detenido. Era tan libre aquella República "A" de la Rambla, que estuvo ocupada "militarmente" por la policía. Jaume Sisa lo describió en una canción: «Han cerrado la Rambla / han echado a todo el mundo / han vaciado los árboles / de los pájaros y las flores».

La formación del joven poeta se complementa entonces con la metódica lectura de los grandes creadores universales: Cernuda, García Lorca, Aleixandre, Vallejo, Larrea, Vinyoli, Bonet, Rimbaud, Ashbery, Blake, Milton, Yeats, Coleridge, Auden, Corso ... que se mezclan con el ingrediente metafísico de la filosofía pura y la fuerza dinámica de la música pop. El camino del poeta quedará marcado por el contacto con la realidad, tanto de los barrios de su ciudad, como de los suburbios del mundo, a los cuales no será ajeno. Castillo, nacido en el barrio de Poble Nou, ha recogido el imaginario de los barrios populares de Barcelona: el Carmel, la Ribera, la Barceloneta, el Barrio Chino...

Al inicio de los años ochenta empezó a participar en las lecturas poéticas de los ateneos libertarios, los bares del barrio de Gracia y otros lugares barceloneses. Sus compañeros de viaje poético fueron Jesús Lizano, Pope, Enric Casasses, Joan Vinuesa, "Oaixí", etc. Àngel Carmona, director de La Pipironda, organizó por aquel entonces espectáculos poéticos y teatrales que recorrieron los escenarios alternativos de Barcelona. En 1985 David Castillo formará parte de la Junta del Ateneo Enciclopédico Popular (AEP), con sede en la Casa de Caridad. Su paso por el AEP coincide con las reuniones que hacen a los viejos militantes anarquistas, siempre generosos con los jóvenes que quieren hacer el camino hacia Ítaca. En aquellos momentos Castillo inició su carrera periodística, que lo llevó a colaborar en El País, La Vanguardia y, desde de 1988, en Avui, publicando también en las revistas El Món, El Temps y otros. La década de los noventa asumió la dirección del suplemento de Cultura de Avui, dirigió Lletra de Canvi y fue colaborador de las prestigiosas publicaciones literarias, Quimera, Ínsula, Leer, ¿Qué leer?, etc. Desde 1995 coordina la Semana de Poesía de Barcelona y tiene un papel destacado en el mundo literario catalán. Sigue leyendo...

Palabras clave de este autor

Si quieres citar esta página...

Actualidad literaria sobre David Castillo en LletrA, literatura catalana en internet (Universitat Oberta de Catalunya)

<http://lletra.uoc.edu/es/autor/david-castillo>

 
   

multimedia sobre el autor

más

       

También te interesará

       
argus, els millors continguts literaris a internet
Viquilletra