Estás en:

Albert Sánchez Piñol

Han dicho...

Barcelona, 1965. Antropólogo, africanista y escritor





Albert Sánchez Piñol es un antropólogo especializado en África. Su primera novela, La pell freda, ha sido un fenómeno literario; se ha traducido a veintidós idiomas en veinticuatro países. También ha publicado varios relatos breves y un ensayo satírico sobre la naturaleza de la dictadura.

El día que conocí a Albert Sánchez Piñol estábamos rodeados de gente que nos observaba. Nos habíamos citado en el Museo de Arte Moderno del parque de la Ciutadella para grabar una de las entrevistas del programa Alexandria. Era una sesión triple, con Albert y otros dos autores bien veteranos: Josep Maria Espinàs y Ana María Matute. Hacía casi un año que La pell freda [La piel fría] cosechaba lectores a montones, pero su autor era un perfecto desconocido. No sólo no se prodigaba en público sino que tenía fama de huraño. La novela me había gustado y todavía me gustaba más que, por primera vez en la historia reciente, un texto catalán llamara la atención del mercado internacional por sí mismo, sin apoyos institucionales de ningún tipo. Llamé a Isabel Martí, la editora de la novela, y después telefoneé a Albert, sin los intermediarios habituales de la práctica televisiva. Debió gustarle lo que le dije, porque se presentó en el museo y grabamos una de las mejores entrevistas que recuerdo.

Hay dos detalles de aquel día que me lo han grabado de una manera imborrable. El museo acababa de vivir su última jornada abierto al público. Su fondo se trasladaría al Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) y el edificio sería engullido por el Parlament. Si normalmente un museo de arte ya tiene un aire de cementerio, aquel día el tono elegíaco era el dominante. Cuando me cambiaba de ropa para entrevistar a Albert, a solas en una cámara, alcé la vista un instante y me topé con la pétrea mirada de la escultura titulada Desconsuelo, de Llimona. En aquel preciso momento, mientras yo estaba en calzoncillos ante tan desconsolada dama, al lado, casi puerta con puerta, el Parlament de Cataluña se preparaba para celebrar la toma de posesión del presidente Maragall.

Desde aquel día, ya lejano, ante el pétreo Desconsuelo de Llimona, he ido coincidiendo aquí y allá con Albert. Cada vez es menos huraño, pero no por eso deja de decir lo que piensa. Y lo dice como escribe. A las claras. Me gusta su insobornable radicalidad. Su escritura rebosa independencia de pensamiento. Los catalanes somos hijos de un país agónico que no sabe qué quiere ser de mayor, pero todavía nos queda Piñol. Me gustan los países con pinyol, esto es, con meollo.

Màrius Serra, "Amb pinyol", La Universitat, n.º 31 (marzo 2005)

El personaje central de La pell freda [La piel fría] es el miedo. Ni los ya famosos carasapos ni el agresivo Batis Caffó. El miedo. El irlandés desubicado en una isla ignota lo experimenta y nos lo hace experimentar cuando se enfrenta, al mismo tiempo, a unas bestias anfibias de naturaleza desconocida y al único otro ser humano de la isla. "Aquellos golpes de anca que me daba como una porra no era odio -leemos-, era miedo". El miedo mueve al mundo que nos propone la novela. Esta fuerza omnipresente dota de tensión a una narración moral escrita con una gran austeridad de medios. Sánchez Piñol apuesta por un estilo directo. Considera que la frase perfecta tiene cuatro palabras y se aleja como de la peste de aquellas estructuras de subordinadas que Pla llamaba "frases que mueren como la cola de un pez". Un uso inteligente de las claves del género fantástico permite a Piñol mantener al lector de La pell freda pendiente en todo momento del terreno que pisa. Por mucho que los ojos concentrados en el texto se sientan tentados de mirar hacia arriba, la narración de los hechos lo obliga a bajar constantemente la mirada. Es como una excursión por un paisaje de la niñez que querríamos volver a mirar para ver si coincide con nuestra memoria; pero el terreno es tan accidentado que a cada paso debemos asegurarnos de dónde ponemos el pie. Nada de lo que leemos nos es ajeno. Muchos temores que no somos capaces ni de nombrar nos entran por los ojos párrafo tras párrafo. Sigue leyendo...

Si quieres citar esta página...

Actualidad literaria sobre Albert Sánchez Piñol en LletrA, literatura catalana en internet (Universitat Oberta de Catalunya)

<http://lletra.uoc.edu/es/autor/albert-sanchez-pinyol>

 
   

multimedia sobre el autor

más

       
       
argus, els millors continguts literaris a internet
Viquilletra